la palabra del mudo

Tuesday, June 06, 2006

CONFLICTOS SOCIALES


La atmósfera en el Perú en las décadas de los setentas y ochentas fueron las más funestas de la era republicana de nuestro país a consecuencias de las terribles olas de violencia y protestas de muchos grupos relegados y olvidados por el Estado peruano. La Nación se encontraba en el dominio asfixiante de las Fuerzas Armadas (Velasco Alvarado y Morales Bermudez).La seguidilla de gobiernos injustos y soberbios (Bustamante Ribeiro, Odria, Manuel Prado, Belaúnde Terry) sin importarle su gente ni trabajadores se alzaron en armas. La zona donde empezó a surgir ese grito de voz en alto, fue en la región sierra sur de nuestro país .Las banderas rojas del pensamiento Marxista y Leninista se hacían notar en esa parte del país.

EL rechazo y el repudió a las injusticias que se cometían por las fuerzas de poder eran notorias que degradaban la convivencia entre nosotros. Sendero Luminoso, con el presidente Gonzalo, al mando eran grupos de extremistas que buscaban un bienestar social donde haya equidad entre todos sin injusticias para nuestro pueblo pero esa idea se deformó cuando causaron las sangrientas y perversas imágenes en la retina de muchos que buscan un país en democracia justa y sana.



La postergación social, el resentimiento de peruanos contra peruanos y el abandono en poblados abandonados por el Estado son las causas fundamentales para ese alzamiento de dos grupos protestantes ante el abuso de poder: Sendero Luminoso y El Movimiento Revolucionario Túpac Amaru MRTA.

Las ideales sociales de un partido compuesto por jóvenes relegados por una sociedad llena de injusticias, desigualdades y el abandono hicieron que se pusieran las armas y combatir el poder burgués. El centro fue Huamanga, Ayacucho, la zona más golpeada y sufrida.

La postergación se da por el centralismo que hay en nuestro país desde las épocas incipiente de la historia Republicana .La capital del país acapara todo el interés del gobierno dejando de la lado a la inmensa población que hay en los andes peruanos donde el acceso es una odisea y se hayan casi en un lugar donde con las justas puede llegar los servicios básicos .Hasta que el Estado no haga una descentralización del poder no se podrá tener un país compactado con ideas de desarrollo.

Los hechos ocurridos en los años ochentas y los noventas, pero básicamente en los años ochenta, años donde el partido Acción Popular y el partido aprista peruano, conducían los hilos del país, se convirtieron en épocas violentas, de masacres, injustificadas, asesinatos al paso, coches bombas en lugares públicas, caídas de torre eléctricas entre otras cosas funestas, causaron en la población un trauma nervioso en mucha gente inocente, uno no podía vivir sin temores de salir y nunca más regresar a casa. El terrorismo no respetaba ni a la gente sindicalista que luchaba por los intereses de la gran masa como son los casos del sindicalista Vilca y la, mujer coraje, Maria Elena Moyano, hicieron que la gente se vaya en contra de un partido extremista, fundamentalista que causaba daño a personajes que se identificaban con el pueblo.

Los daños perpetrados por Sendero Luminoso han sido hechos que quedaran en la retina de muchos , solo queda combatir con el resto que aún resta , y trabajar por el terrorismo civil que en la actualidad esta pasando ,como son los secuestros al paso. El objetivo principal son personas adineradas, comerciantes, empresarios, y hasta población de bajos recursos, El régimen que se avecina tendrá que acabar con este tipo de terrorismo.

En la actualidad, en Perú se respira un aire de paz y tranquilidad. Visitar el Perú ya no es un riesgo. El terror desapareció. La calma ha vuelto.

la palabra del mudo

JULIO RAMON RIBEYRO

El presente trabajo tiene por finalidad dar a conocer a los compañeros y al alumnado en general cuales son los rasgos característicos que presenta Julio Ramón Ribeyro tanto en la construcción de sus textos como en la posición qué el toma y tiene como persona natural y conciente de su realidad adyacente. Par dicho propósito nos hemos remontado a la lectura y análisis de uno de sus cuentos que pertenece a LA PALABRA DEL MUDO.
En el primer capítulo hablaremos acerca del tema y caracterización del autor como se presenta a la
comunidad literaria de su tiempo, donde se logra ubicar por sus características narrativas y como es calificado por su progresivo trabajo.
El capitulo II es sin duda una significativa
muestra de la biografía del insigne escritor urbano así como de una cronología de sus obras escritas a lo largo de su vida como de ediciones póstumas en homenaje del autor.


El capitulo III explica y detalla los estilos los temas que el autor toco en sus cuentos, el estilo singular, las influencias que recibió de otros autores de renombre y los

recursos literarios como narrativos para desarrollar sus corpus narrativos.
El capitulo IV es sin duda el capitulo más extenso y significativo de todo
el trabajo, en el se centra el análisis de uno de los cuentos del autor: Los Merengues. Par dicho fin se usa el esquema de de Lázaro Carreter buscando de esta forma un claro y letal significado del cuento, su tema y los subtemas que circundan el corpus narrativo.

Acerca de un gran escritor

Ya para muy pocos es ajeno saber que mientras que en los años del boom se difundía la idea que un gran escritor debía gozar de publicidad y fama, de alguna manera Ribeyro era la negación del boom. A decir de sí mismo: "Escritor discreto, tímido, laborioso, honesto, ejemplar, marginal, intimista, pulcro, lúcido: He allí algunos de los calificativos que me ha dado la crítica. Nadie me ha llamado nunca gran escritor. Por que seguramente no soy un gran escritor". Y es que al inicio de su carrera literaria – y aún mucho tiempo después-
Ribeyro creía que sólo una gran
novela podría convertirlo en el gran escritor que añoraba y no creía ser. Pero esa percepción de su propia obra fue cambiando y el cuento lo fue ganando hasta adueñarse de las páginas con las que alcanzó, como muy pocos, gran lucidez para la evaluación de la vida, la literatura, y su propia labor creativa. Así, Miguel Gutiérrez en su texto La generación del 50: un mundo dividido opina que Ribeyro no sólo es el más grande maestro del cuento y la narración corta del Perú, sino uno de los mayores de la lengua española del siglo XX y su nombre con toda justicia debe figurar al lado de Borges, Rulfo, Cortázar, Onetti y García Márquez.
Ribeyro en suma, es un gran escritor no porque ahora su fama esté en crecimiento, o porque su publicidad después de muerto haya aumentado estrepitosamente. Es un gran escritor porque en él comienza el
valor de poner la obra del hombre por encima de cualquier moda o tendencia, sabiendo siempre que al hombre lo desfigura la transitoriedad y toda obra se configura en la permanencia; por ello afirma: "Lo que quedará de mí será lo que escribo y todo lo demás (…), carece completamente de importancia. Debo hacer lo único que sé hacer más o menos bien, lo que me agrada hacer y lo que otros no pueden hacer en mi lugar: escribir mis historias boludas o sutiles, hasta reventar". Y sigue: "El más insignificante de los hombres deja una reliquia – su pantalón, su medalla…- pero son pocos los que dejan un a obra. Por ello la reliquias me deprimen y las obras me exaltan". En síntesis – a decir de José Antonio Bravo- hay que considerarlo un escritor marginal no por los temas que elige sino por su actitud como creador, alejada de la publicidad y la propaganda, tal como el mismo lo entendía: "El mudo, además de los personajes marginales de mis cuentos, soy yo mismo. Y eso quizás porque, desde otra perspectiva, yo sea también un marginal".
Primero pesimista, ya más maduro, escéptico e irónico: "Toda la gente me considera un escritor muy sombrío, muy trágico, es decir, pesimista, cuando hay, yo creo, cosas muy divertidas. Yo me divierto mucho cuando escribo." Hace coincidir sus historias y la forma de contarlas con su manera de ver al hombre, la vida y la literatura: "
El hombre es un animal solitario, si cree en algo se engaña, si procura algo fracasa, la vida es un proceso irremediablemente destructivo; la historia de la humanidad un melancólico disparate. En cada uno de sus cuentos un personaje sufre el sinsentido de la vida porque al fin y al cabo, opino siempre que "La vida no tiene sentido y, por tanto, no hay que empeñarse en buscarlo."Escritor marginado, exiliado (física y existencialmente hablando) que escribe por placer (sin pretenciones morales o sociales), que desaprueba la experimentación, abdica de las ideologías, que es ecléctico en cuanto a las teorías estéticas, sobrio en su presentación formal, que huye de lo institucional con todos los sentidos de la vida y el pensamiento, que desconfía de la revolución y sus buenas intenciones y métodos; en pocas palabras, Ribeyro es tan desarraigado como sus personajes, y privilegia únicamente la relación con su propia interioridad. (Alejandro Losada



TRAYECTORIA BIOBIBLIOGRÁFICA DE J. R. RIBEYRO

Cronología biográfica

Murió en el hospital de enfermedades neoplásicas en diciembre de 1994.

Cronología bibliográfica



La obra de Ribeyro permaneció durante buen tiempo oculta para el gran público; sin embargo, con el paso del tiempo sus cuentos y novelas han llegado hasta nosotros a tal grado que hoy nadie duda de su calidad y trascendencia. Aunque Ribeyro empezó a publicar casi a la par que los autores del boom siempre se mantuvo al margen del montón editorial.
La difusión masificada de la obra de Ribeyro es mérito de del editor Carlos Milla Batres, debido a que las primeras ediciones de sus libros de cuentos, e inclusive novelas fueron muy poco difundidas. Algunos de sus libros ya alcanzaron ser traducidos al francés, al inglés, al italiano e inclusive al alemán.
Wolfang Luchting afirma que este desconocimiento de su obra se ha debido, en parte, a que el lugar de líder de la generación lo ha ocupado siempre su compatriota Vargas Llosa y, por otro lado, al temperamento solitario y tímido de Ribeyro, que siempre le ha llevado a ocultarse y no hacer propaganda de su obra.
Cuentística: La narrativa corta de Ribeyro, a decir de Ángel Esteban (Granada, 2000), es la más voluminosa y la de mayor carga literaria y crítica. La componen nueve libros de cuentos, sin contar seis de ellos que fueron publicados en las revistas de Lima y que Jorge Coahuila recoge en 1995, en el volumen de entrevistas y relatos Ribeyro, la palabra inmortal. Los nueve libros de cuentos mencionados han sido sucesivamente reunidos en Lima; a saber, en 1973 los volúmenes I y II, en 1977 el volumen III, y en 1992 el cuarto y último volumen; todos bajo el título global: La palabra del mudo.

"Los gallinazos sin plumas"
"Cuentos de circunstancias"
1964 "Las botellas y los hombres"
1964 "Tres historias sublevantes"
1972 "Los cautivos"
1972 "El próximo mes me nivelo"
1973 "La palabra del mudo" (I y II - compilación)
1977 "Silvio en el rosedal"
1977 "La palabra del mudo" (III - compilación)
1987 "sólo para fumadores"
1992 "Relatos santacrucinos"
1992 "La palabra del mudo" (IV – compilación)
1995 "Ribeiro, la palabra inmortal" (publicación póstuma de seis cuentos aparecidos en revistas).
Cabe anotar que en 1994 poco antes de la muerte de Ribeyro y casi al mismo tiempo de recibir el premio Juan Rulfo, se público en Alfaguara una edición de sus cuentos completos, en un tomo que contiene los casi noventa cuentos de la palabra del mudo. También en ese año se publicó otra edición de La palabra del mudo, en Lima, con relatos que no habían sido incluidos anteriormente.

Novelística:

La narrativa larga de Ribeyro se agota en tan sólo tres novelas. Las dos primeras: Crónica de San Gabriel y Los geniecillos dominicales redundan en lo autobiográfico, con un estilo que las asemeja a muchos de sus mejores cuentos. La tercera de ellas cambio de guardia escrita en 1960, fue publicada todavía diez años más tarde, debido a la censura, ya que su contenido ponía el dedo en la llaga del sistema político dictatorial y la corrupción de la política peruana.
1960 "Crónica de San Gabriel"
1965 "Los geniecillos dominicales"
1976 "Cambio de guardia"
Dramática: El teatro de Julio Ramón abarca unas diez piezas reunidas en dos volúmenes: Teatro, donde se encuentra, entre otras, la obra que lo hizo acreedor del Premio Nacional de Teatro en 1959, Vida y pasión de Santiago el pajarero. El otro volumen lo constituye, quizás, su obra teatral más lograda y elogiada: Atusparia.
"Teatro" (Vida y pasión de Santiago el pajarero- Premio Nacional de teatro, 1959)
"Atusparia"

Ensayística ( reflexivas o filosóficas):

La prosa de ensayo consta de cuatro títulos, y contiene reflexiones acerca de la esencia y las características de la literatura, aunque en muchas ocasiones se torna ficcional para desarrollar pensamientos que intentan explicar primero, al hombre; segundo, sus obsesiones; y tercero, las preguntas universales sobre la existencia.
"Prosas apátridas" (1ra. versión)
"La caza sutil"
"Prosas apátridas aumentadas" (2da. versión)
"Prosas apátridas" (3ra. versión)
"Dichos de Lúder"


Autobiografismo:

Con la revalorización y el auge del género autobiográfico, y la elaboración de métodos de análisis y teoría autobiográfica, las memorias de Ribeyro se han convertido en un complemento indispensable para ejercer una interpretación que se aproxime a la verdad que comunica su obra. Bajo el título La tentación del fracaso han salido ya tres volúmenes en los últimos años que recogen su biografía desde 1960 hasta 1978. Así, el tercer volumen de la Tentación del fracaso. El tercero de ellos (1975 – 1978), recorre uno de los momento más interesantes de su vida: son los años de la publicación de su última novela, de uno de sus libros de cuentos –para él- más importantes, época de su primer libro de prosa filosófica y crítica, de la crisis de salud que arrastrará hasta el momento de su muerte y de su vida matrimonial después de mucho tiempo de haber llevado una vida bastante bohemia en Europa.
"La tentación del fracaso" (I y II)
"La tentación del fracaso" (III)


UNA GUERRA SIN FINAL


Las olas de violencia que se dan en el mundo son por distintos motivos: injusticias, miseria, corrupción, entre otros casos .Uno de ellos es el caso del país del medio oriente, Irak. No es raro escuchar que en Irak estalla un coche bomba en una Mezquita o en otro lugar público. El último hecho de sangre ocurrió ayer por la tarde, donde diecisiete personas murieron y 35 resultaron heridas en un atentado realizado con coche bomba en Tal Afar, en el norte de Irak. Al parecer, el atacante detonó un explosivo que se encontraba escondido en su vehículo. La bomba estaba bajo un cargamento de harina.

La invasión a Irak emprendida por el gobierno de Bush se dio en marzo del 2003.Tenía entre sus principales objetivos, según el gobierno norteamericano es con acabar el terrorismo internacional para tener la seguridad de los Estadios Unidos y terminar con el poder de Sadam Hussein y su armamento de destrucción masiva. Claro esta que lo ocurrido el 11 de setiembre fue la clave para empezar esta guerra contra todos que quieran destruir a los Estados Unidos.


España se cubrió de luto: 191 muertos y cerca de 1.700 heridos. Estudiantes y trabajadores de 13 nacionalidades entre españoles y latinoamericanos, por ello causó el abandono de España en la invasión .La siguiente manifestación de violencia se dio en el Reino Unido más de 30 muertos y centenas de heridos, provocaron el cierre de la red de metro de la ciudad, no obstante, sigue la ayuda de tropas inglesas al país norteamericano. Estas son las represalias del mundo islámico contra aquellas naciones que atentan contra su cultura y Dios.


Los hechos reales son claros, el terror que se vive en Irak es gracias a la ocupación del imperio americano y ese país no puede encontrar un guía para poder llevar una fiesta democrática como muchos desearían, para ello, se le quiere imponer autoridades, que el pueblo no a elegidos y las consecuencias son las olas de violencia que la población arremete contra civiles y soldados americanos. La terrible es que el país se encuentra en casi una guerra civil entre sunitas y chiítas agrupaciones religiosas con tremendo arraigo en la población islámica donde matar por la causa es un incentivo máximo para ellos.


No es necesario volver a recordar los falsos argumentos usados para invadir el país, la realidad de que el mundo no es ahora más seguro que con Sadam Hussein en el poder y que el pueblo iraquí no ha avanzado ni en democracia ni en derechos humanos con la invasión. Pero sí que la estrategia de Estados Unidos se está fundamentando en fragmentar al pueblo iraquí mediante la creación de un mapa étnico-religioso y la parcelación de la interlocución con la comunidad nacional entre kurdos, sunitas y chiítas. No es difícil también deducir que a los ocupantes les interesa un Estado iraquí débil y dividido para continuar teniendo el control de la nación.